fbpx
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS
+34 976 207 363

Cheira bem, cheira a Lisboa VII – los pastéis de Belém

Si nunca habéis visitado la “Antiga confetaria: casa dos pastéis de Belém”, haced el favor de coger el primer tren, avión o bicicleta que pase y corriendo para allí. Eso sí, no cometáis el error típico de los principiantes y pidáis uno, que estoy a régimen. Media docena es lo mínimo para quedarse satisfecho, porque esto es como en el anuncio: “pruebe uno y no quedará ninguno”.

Uno llega a la “Casa dos Pastéis de Belém”, se sienta, pide, come… sin saber que hay algo inquietante detrás. El secreto de la receta, que tiene más de doscientos años… ¡¡¡sólo lo conocen tres personas en el mundo!!! Y se preparan, durante dos días, en un lugar conocido como “oficina do segredo”. ¿Os imagináis a tres abueletes bicentenarios dale que te pego al rodillo día y noche? Algo así como la Coca-Cola, pero en versión artesanal y muchísimo más rico.

La historia empezó hace dos siglos y pico entre las paredes de un convento. Ya se sabe que las monjas, para esto de los dulces, tienen mano de santo, valga la redundancia. Pero si os imagináis a las hermanas de aquel santo lugar con las manos en la masa, tendré que desilusionaros. Ellas ejercían más bien de… supervisoras, llamémoslo así. Para el duro trabajo de cada día tenían un panadero, que ellas eran unas monjas muy señoras y la harina mancha cantidad. La cosa es que ahí estaban, venga a comer pasteles y viviendo como reinas, cuando de pronto, y sin comerlo ni beberlo… estalla la revolución, chica, qué inoportuna, y yo con la toca de medio lao. En fin, que tuvieron que salir por pies, y el panadero… se quedó en el paro, pero con la receta, que menos da una piedra.

Total que un día pasaba por allí un empresario brasileño y oye, que era un tío rumboso y se la compra. Los descendientes del panadero aún no han parado de darse cabezazos contra cada pedrusco que encuentran, porque los tatatatatataranietos del brasileño venden… ¡¡¡Unos 10.000 pasteles al día!!! Lo he escrito bien, diez mil, no se me ha escapado ningún cero. Nosotros hemos intentado sobornar a los tres guardianes del secreto, pero claro… no ha habido forma. así que si queréis probarlo no os podéis perder el viaje que hemos preparado del 7 al 14 de junio, coincidiendo con la verbena de Santo Antonio. Si queréis más información entrad aquí, y para reservar llamadnos al 976207363. Y para que os vayáis animando, aquí os dejo unos cuantos posts de nuestro blog dedicados a Lisboa:

8 respuestas a “Cheira bem, cheira a Lisboa VII – los pastéis de Belém”

  1. […] « Cheira bem, cheira a Lisboa VII – los pastéis de Belém Pa’l Pilar, sale lo mejor… […]

  2. […] Cheira bem, cheira a Lisboa VII – los pastéis de Belém […]

  3. […] en 7 agosto 2011 a 16:30 | Inicia sesión para responder Cheira bem, cheira a Lisboa VII – los pastéis de Belém « gozARTE.net […]

  4. […] en 7 agosto 2011 a 16:30 | Inicia sesión para responder Cheira bem, cheira a Lisboa VII – los pastéis de Belém « gozARTE.net […]

  5. […] « Cheira bem, cheira a Lisboa V – El paraíso del bacalao Cheira bem, cheira a Lisboa VII – los pastéis de Belém […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Carrito

  • TAL DÍA COMO HOY... Le fue concedida a Manuel Pertegaz, nacido en Olba (Teruel) la medalla de oro de las Bellas Artes. De su impresionante currículum (fue uno de los más grandes de la moda española, junto a Balenciaga, y un embajador de nuestro país en el mundo entero) me quedo con un vestido que es todo un icono: el que lució Salomé en Eurovisión en el lejano 1969, la primera y única vez que el festival se ha celebrado en España (el año anterior había ganado Massiel con el mítico "La la la"). El régimen de Franco tiró la casa por la ventana para dar al mundo una imagen de modernidad, y el resultado fue un festival de lo más loco en el que, entre otras cosas, hubo cuatro ganadores.
    SANTO DOMINGO DE SILOS, de BARTOLOMÉ BERMEJO
    TAL DÍA COMO AYER... En 1813 tuvo lugar la batalla de Vitoria, entre las tropas francesas que escoltaban a José Bonaparte en su huida y un conglomerado de tropas españolas, británicas y portuguesas al mando del duque de Wellington (por cierto, Agustina de Aragón luchó allí). Aquello llevaría la retirada definitiva de las tropas francesas de España (la liberación de Zaragoza tendría lugar menos de veinte días después, el 9 de julio), con la excepción de Cataluña, y a la devolución de la Corona a Fernando VII por el tratado de Valençay, que se firmaría unos meses después. Eso sí, hasta el 20 de julio de 1814 no se firmaría la paz entre España y Francia.
    TAL DÍA COMO AYER... En 1643 murió el arzobispo de Zaragoza Pedro de Apaolaza, que fue el que organizó toda una investigación para decidir si el milagro de Calanda había sido realmente un milagro o no. ¿Sabéis lo que había ocurrido? Pues así dicen los versos:
    El viernes a las 20'30, con la fresca...
    ¡¡¡NOS VAMOS DE EXCURSIÓN!!! Mañana, sábado 19, UN DÍA EN LAS CUENCAS MINERAS
  • Categorías del producto

  • Calle San Agustín 27-29, 50002 Zaragoza
    Teléfono 976 20 73 63

    Aviso Legal | Condiciones Generales | Política de Privacidad | Política de Cookies

    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS

    Copyright © 2018 Gozarte | Todos los Derechos Reservados | Desarrollo web analiZe