fbpx
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS
+34 976 207 363

Descubre la Zaragoza escondida – El Patio de la Infanta y Hércules (II)

En el capítulo anterior nos habíamos quedado en que Hércules tenía que conseguir hacer diez trabajos (que luego fueron doce) a cual más complicado e imposible. Hoy vamos a hablar del primero de todos: matar al león de Nemea y arrancarle la piel.

Hércules luchando con el león en el Patio de la Infanta

Matar a un león no es cualquier cosa, pero tratándose ni más ni menos que de Hércules tampoco parece que sea para tanto, ¿no? El problema es que no era un león cualquiera, ni mucho menos, sino del temible león de Nemea. Por cierto, ¿por dónde cae eso? Pues en el sur de Grecia, en la península del Peloponeso.

Casi al lado del istmo de Corinto está Nemea

Se contaba que Selene, la luna, había parido un león que cayó sobre la tierra, en los bosques que había junto a Nemea (también se decía que el padre era Zeus, y de ahí que fuera invencible y, de rebote, hermanastro de Hércules). El parto debió ser tan tremendo como el bicho en cuestión: enorme, feroz, con una piel dura que las armas no podían traspasar… en resumen, que parecía invulnerable y nadie se atrevía a ponerle el cascabel al gato. De día se escondía en una cueva y de noche salía y mataba a cualquier ser viviente que encontraba en su camino. Aterrorizadicos los tenía a todos.

¿Quién ganará?

La cuestión es que Hércules tenía que vencer al león sí o sí, así que un día se presentó en Nemea y se encontró con que por allí no había nadie (el león se los había ido cargando a todos, uno detrás de otro), salvo un pastor llamado Molorco que le acogió en su casa. El tal Molorco, cuando vio que Hércules pensaba ir a enfrentarse con el león, propuso sacrificar un carnero a Hera. “Sí, hombre“, debió pensar Hércules. “Menuda bruja. Se ha pasado la vida intentando acabar conmigo y ahora este le quiere pedir que me ayude. Amos, anda“. Así que le dijo que si en 30 días no había vuelto que se lo sacrificase a él, y que si volvía se lo sacrificarían juntos a Zeus, que para eso era su padre.

Hércules pintado por Zurbarán para el Salón de Reinos del palacio del Buen Retiro Madrid

El caso es que Hércules se fue para el monte y se encontró al león cuando volvía de cacería, con las fauces llenas de sangre. Lo intentó con sus flechas, y nada. Lo intentó con la espada, y nada. Lo intentó con la clava, esa especie de maza que parece que le hubiera robado a la sota de bastos (en el cuadro de arriba la podéis ver en el suelo, a sus pies), y tampoco nada. ¿Qué hacer? “Pa’broma ya vale”, debió pensar Hércules, “que a fuerte y bruto este bicho no me gana a mí”. Y efectivamente. El león le arrancó un dedo de un mordisco, pero Hércules luchó a brazo partido, le cogió la cabeza debajo del brazo y lo estranguló (hay quién dice que le metió un brazo por la boca hasta la garganta y claro, se ahogó).

A partir de entonces Hércules usó la piel como armadura y la cabeza como casco

¿Ya lo había logrado? Pues no, porque si recordáis tenía que llevar la piel. Pues nada, se le arranca, ¿no? Pues aquí venía otro problema, porque era durísima. Lo intentó todo y nada, hasta que… Atenea, disfrazada de vieja bruja, le sopló que las mejores herramientas para cortar la piel eran las propias garras del león. Vamos, que hizo trampa, pero poco.

Hércules luchando contra el centauro en el Patio de la Infanta, con la piel del león sobre sus hombros

Otro día os cuento más historias sobre Hércules, pero de momento os dejo estos dos enlaces:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • La estela de Corrado Giaquinto

  • Carrito

  • Esta mañana he hecho la visita a la exposición sobre "La estela de Corrado Giaquinto" y aparte de disfrutar mucho me he emocionado. Ha venido una persona (no voy a poner el nombre, por si él prefiere que sea así) y me ha hecho un #regalo para darnos las #gracias a Juan y a mí por los vídeos de la palmera, los que hicimos durante el confinamiento más duro (él, además, ha estado participando en todos los tours virtuales que hemos hecho entre agosto del año pasado y junio de este). Me ha dicho lo mucho que le han ayudado a sobrellevar esta situación, pero no sé si sabe que a nosotros nos han ayudado tanto como a él, y sobre todo el verle a él y a bastantes otros cada fin de semana, apoyándonos y disfrutando juntos de algo que nos encanta, la historia, el arte... y la compañía de otras personas. Ha sido maravilloso para mí sentir ese apoyo de todos ellos, y hoy me he emocionado. Gracias de verdad por decírnoslo, ¡¡¡muchísimas gracias!!!
    LOS SECRETOS DE LA SEO - Cuando las tropas de Alfonso I el Batallador conquistaron #Zaragoza (la Saraqusta musulmana), el rey decidió instalar la catedral (o sea, la iglesia del obispo) en lo que había sido mezquita mayor de la ciudad. Se cambio la orientación (los musulmanes rezaban hacia el Este y los cristianos lo harían hacia el Norte), se le añadió un cuerpo de campanas a la torre y poco más.
    Este sábado... ¡¡¡NOS VAMOS A #HUESCA!!!
    EL NUDO GORDIANO
    CUMPLEAÑOS DE REMBRANDT
    #ZARAGOZA ANTIGUA - En 1955 desaparecía el café Ambos Mundos, el más grande de Europa (según decía su publicidad), abierto en 1881. Estaba en los porches del Paseo independencia a la altura de la calle Casa Jiménez y no era un café cualquiera, ni mucho menos, sino una joya del patrimonio zaragozano. Había sido construido por Félix Navarro, el arquitecto del Mercado Central y de tantas otras cosas, y era... ¡¡¡espectacular!!! Tanto que decían que después de ver el Pilar, el Ambos Mundos era la segunda visita obligada en Zaragoza.
  • Categorías del producto

  • Calle San Agustín 27-29, 50002 Zaragoza
    Teléfono 976 20 73 63

    Aviso Legal | Condiciones Generales | Política de Privacidad | Política de Cookies

    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS

    Copyright © 2018 Gozarte | Todos los Derechos Reservados | Desarrollo web analiZe