Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS
+34 976 207 363

¡¡¡NOS VAMOS DE EXCURSIÓN!!! – TRAS LOS PASOS DE MURILLO (Madrid, Cádiz y Sevilla), 20 al 24 de febrero

Celebra con nosotros los 400 años de Murillo

El 1 de enero de 1618, hace 400 años, fue bautizado en Sevilla Bartolomé Esteban Murillo. Había nacido uno de los más grandes genios de la historia de la pintura, y había visto la luz en una deslumbrante ciudad que, a pesar de estar a punto de empezar la cuesta abajo de la decadencia, seguía siendo una de las más ricas y populosas del mundo, “puerto y puerta de Indias”.

Imagen relacionada

Allí creció, aprendió el oficio y triunfó, y allí pasó prácticamente toda su vida. No fue un artista que tuviera que ir huyendo de una ciudad a otra, como aquel Caravaggio al que todo el mundo admiraba en aquellos años; ni un genio atormentado, como Miguel Ángel; ni alguien que se moviera por los bajos fondos, como Ribera… No, él tuvo una vida tranquila, acomodada y parece que feliz, algo que transmiten todas y cada una de las obras de este pintor absolutamente superdotado que no tuvo que salir de Sevilla para conocer el mundo, porque por aquel entonces todo el mundo pasaba antes o después por Sevilla.

Murillo se convirtió en el pintor español más codiciado, y cuando los franceses saquearon nuestro país durante la Guerra de la Independencia sus obras fueron el objeto preferido de sus rapiñas (como esta Inmaculada de los Venerables, conocida también como de Soult, por el mariscal francés que se la llevó). Muchas están hoy en museos de todo el mundo, pero muchas otras siguen en el lugar para el que fueron creadas, y Sevilla es, toda ella, un maravilloso museo en el que sus pinturas siguen ocupando su lugar en la iglesia del Hospital de la Caridad, en Santa María la Blanca, en la catedral… Para descubrirlo y aprovechar la gran exposición que hay en este momento hemos preparado un viaje muy especial, en el que seguiremos sus huellas por tres lugares: el Museo del Prado, Cádiz (donde dejó sus últimas obras) y Sevilla, su ciudad, en la que nació, vivió y murió. Eso sí, no creáis que esto es un viaje de ver cuadro tras cuadro tras cuadro, pues además de sus obras nos acercaremos a la ciudad, al ambiente para el que se crearon, a los edificios de los que formaban parte… Un viaje en el tiempo, pues, para conocer a uno de los mayores creadores de toda la Historia del Arte.

Miércoles 20

Cogeremos el AVE en Zaragoza a las 7’05 (si queréis venir desde otra ciudad, consultadnos llamando al 976207363 o escribiendo a contacto@gozarte.net) y llegaremos a Madrid a las 8’40. Dedicaremos parte de la mañana a recorrer el Museo del Prado, donde descubriremos los antecedentes de Murillo a través de una selección de obras de Tiziano, Caravaggio, Ribera, Zurbarán, Velázquez y Herrera el joven, que nos permitirán entender mejor las magníficas obras del artista que se conservan aquí (como esta “Sagrada familia del pajarito”, recientemente restaurada).

Resultado de imagen de Murillo Museo del Prado

Después nos iremos a dar un paseo por el barrio de las letras para conocer el Madrid que vio Murillo en 1658, cuando pasó unos meses en la ciudad. Tendremos algo de tiempo libre para comer y a las 16’15 tomaremos el tren para Cádiz, donde llegaremos a las 20’15. Nos instalaremos en el hotel Senator (****) y después cenaremos (incluido).

Jueves 21 – Cádiz

¡¡¡Cádiz es tantas cosas…!!! La ciudad más antigua de Occidente, según dicen, fundada hace 3.000 años, siglo arriba o abajo. La tacita de plata, por estar completamente rodeada por un mar que reluce como si fuera “plata quieta”. El puerto que sustituyó a Sevilla allá por el siglo XVIII, cuando se llenó de arena la barra del Guadalquivir y los barcos, cada vez más grandes, no podían ya remontar el río. La ciudad que no cayó nunca en poder de los franceses durante la Guerra de la Independencia, y en la que las mujeres se rizaban el pelo con los muelles de las bombas, como decía aquella vieja canción: “Con las bombas que tiran / los fanfarrones, / se hacen las gaditanas / tirabuzones.” El lugar donde se reunieron las Cortes y se proclamó la primera Constitución española: la Pepa. Ese mundo lleno de historias de marineros que ocurrían en lugares como el café de la Bizcocha, donde había “una niña color de lirio moreno“. O la ciudad protagonista de esas Habaneras de Carlos Cano que canta como nadie María Dolores Pradera: “La Habana es Cádiz con más negritos / Cádiz La Habana con más salero“. Y no solo eso, sino también la ciudad para la que Murillo pintó sus últimas obras, pues estaba trabajando en el retablo del convento de los capuchinos cuando se cayó del andamio y, poco después, murió.

Resultado de imagen de alameda Apodaca Cádiz

Empezaremos el día acercándonos al Museo de Cádiz, donde entre otras cosas (dos imponentes sarcófagos fenicios, piezas absolutamente únicas, o las magníficas obras de Zurbarán para la cartuja de Jerez) podremos ver las últimas obras de Murillo, que murió a consecuencia de una caída cuando estaba pintando en el convento de los capuchinos de esta ciudad. De allí nos iremos al Oratorio de San Felipe Neri, donde tuvieron lugar las sesiones de las Cortes que elaboraron la Constitución de 1812, la Pepa. Su retablo sigue presidido por la Inmaculada que pintó Murillo, la única que veremos in situ (junto con la de la catedral de Sevilla).

Resultado de imagen de oratorio san felipe Neri Cádiz

Visitaremos también el sorprendente Oratorio de la Santa Cueva, con las pinturas hechas por Goya (que pasó aquí la convalecencia de la enfermedad que le dejó sordo) y después tendremos tiempo libre para comer. Por la tarde visitaremos su magnífica catedral, la última de las grandes (se comenzó ya en el siglo XVIII), donde podremos subir a la torre a disfrutar de una maravillosa panorámica rodeados de mar por todas partes, y al acabar tendremos una visita teatralizada sobre “El Cádiz de las Cortes”. Al acabar nos iremos a Sevilla y nos instalaremos en el hotel Alcázar (***). Tiempo libre.

Viernes 22

Sevilla es una ciudad de la que estamos enamorados hasta los tuétanos de los huesos. ¿Por qué? Pues las mejores cosas de la vida no tienen explicación, pero a lo mejor es porque es especial y única como ninguna, por alegre y por triste, que de todo tiene, por abierta y por cerrada, por ostentosa y por austera, porque está llena de música y sus silencios estremecen el corazón, porque es la madre de todos los contrastes y en ella los tópicos se hacen realidad. Porque, como dijo Antonio Gala, lo malo no es que los sevillanos crean que tienen la ciudad más bonita del mundo; lo peor es que puede que tengan razón. Porque está llena de versos y de coplas, y en cada rincón te salen al encuentro el Tenorio, Carmen, Fígaro, Rocío, Triniá, María de las Mercedes (aquella dalia que cuidaba Sevilla en el parque de los Montpensier), o María Belén Santajuana, peina, abanico y mantón, que va de Sevilla a Triana antes que den la oración. Y porque sí, porque nadie podría inventarse una ciudad como Sevilla ni falta que hace, porque ya existe. Y porque para conocer a Murillo no hay un lugar mejor en el mundo, porque sus obras huelen y saben a Sevilla como las de ningún otro artista.

bóveda catedral

Empezaremos por la catedral. Cuando a principios del siglo XV los canónigos decidieron tirar la mezquita y construir el edificio actual, cuentan que dijeron: “Hagámosla tan grande que nos tomen por locos“. Más sevillanos ya no se puede ser, y el resultado es esa increíble montaña de arte que es el tercer templo más grande del mundo católico y que está llena de tesoros de una riqueza inigualable (sin olvidarnos de la torre más bonita del mundo, la Giralda, cristiana y mora de la cabeza a los pies).

Resultado de imagen de Sala capitular catedral Sevilla

Hoy nos vamos a detener muy especialmente en las obras de Murillo que se conservan en ella, que serían la envidia de cualquier gran museo. ¿Sabéis que es lo mejor? Que siguen en el mismo lugar para el que fueron pintadas, como puede verse en esta fotografía de la espectacular sala capitular. Es verdad que en una sala de exposiciones se aprecian los detalles y aquí no, porque a veces están muy lejos, pero el placer de ver las pinturas en su propio marco, y más cuando es tan fabuloso como este… eso no tiene precio.

Resultado de imagen de Museo de bellas artes Sevilla

Tendremos tiempo libre para comer y después nos acercaremos al extraordinario Museo de Bellas Artes, ese del que habla la copla de Quintero, León y Quiroga (jerezano el primero y sevillanos los otros dos): “Al museo de Sevilla / iba a diario Juan Miguel, / a pintar las maravillas / de Murillo y Rafael. / Y por las tardes como una rosa / de los jardines que hay a la entrá, / pintaba a Trini pura y hermosa / como si fuera la Inmaculá”. Inmaculá de Murillo, claro está.

Seis exposiciones conmemorarán en Sevilla el IV Centenario de Murillo

El Museo está instalado en el antiguo convento de la Merced, y en él podremos ver obras magníficas de Zurbarán, Martínez Montañés… y sobre todo la gran exposición dedicada a Murillo, la más importante celebrada en el mundo con motivo de su IV centenario, con docenas de obras traídas de los mejores museos.

Al acabar tendremos tiempo libre, y ya por la noche, después de cenar (incluido) haremos una visita muy especial, en la que iremos tras los pasos de don Juan Tenorio por las calles de Sevilla, descubriendo rincones insólitos mientras escuchamos los magníficos versos de Zorrilla.

Sábado 23

Hoy dedicaremos la mañana a visitar algunas joyas desconocidas de la Sevilla mudéjar: la torre de don Fadrique y lo que queda del convento de Santa Clara, el convento de Santa Paula, con joyas como esta maravillosa portada de cerámica hecha en el Renacimiento por el italiano Francesco Niculoso Pisano…

Resultado de imagen de convento Santa Paula Sevilla

…y el Palacio de las Dueñas, de la casa de Alba, abierto al público hace no mucho tiempo. Allí nació Antonio Machado (“Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla / y un huerto claro donde madura el limonero“), vivió y murió Cayetana de Alba y se alojaron personajes legendarios, desde Eugenia de Montijo a Jackie Kennedy.

Resultado de imagen de palacio de las dueñas

Por la tarde nos acercaremos a visitar otro de los espacios más singulares de Sevilla, el impresionante Hospital de la Caridad, creado en el siglo XVII por una hermandad mucho más antigua de la que Murillo fue hermano, y que había nacido para recoger cadáveres abandonados. A mediados del XVII entró a formar parte de ella un personaje excepcional, Miguel Mañara, y fue él el responsable no solo de que se dedicaran a las siete obras de misericordia (y no solo a enterrar a los muertos), sino también de la construcción del edificio que podemos ver hoy.

Una de las terribles pinturas del Hospital de la Caridad: "In ictu oculi", o sea, en un abrir y cerrar de ojos, que es lo que a la Muerte le cuesta hacer su trabajo

Para la decoración contó con los mejores artistas que había en la ciudad. Murillo dejó aquí un impresionante conjunto de obras, pero probablemente las más famosas son las que hizo Valdés Leal: In ictu oculi (o sea, en un abrir y cerrar de ojos, que es como viene la muerte) Finis gloriae mundi (así acaban las glorias del mundo).

Imagen relacionada

Al acabar tendremos algo de tiempo libre, porque a las 20’00 nos espera una sorpresa: vamos a visitar los Reales Alcázares de noche, abiertos para nosotros, y vamos a hacer algo muy especial, pues haremos un recorrido con música en directo y versos por uno de los lugares más hermosos que existen.

Resultado de imagen de alcázar sevilla noche

Domingo 24

Hoy por la mañana acabaremos nuestro viaje descubriendo dos lugares realmente singulares. El primero es la iglesia de Santa María la Blanca, una joya del barroco sevillano que se acaba de restaurar.

Imagen relacionada

Para este lugar hizo Murillo algunas de sus mejores obras. Lamentablemente los franceses se llevaron la mayor parte (alguna la habremos visto en el museo del Prado), pero con motivo del Año Murillo se han inaugurado las reproducciones de las que ya no están, con lo que podremos apreciar el deslumbrante efecto del conjunto.

Resultado de imagen de Venerables Sevilla

Desde allí nos acercaremos al vecino Hospital de los Venerables, construido para sacerdotes ancianos en aquella misma época, en el que también trabajó nuestro pintor. Visitaremos el conjunto, con su magnífica iglesia (donde estuvo la Inmaculada del mariscal Soult, que hemos visto en el Prado, y donde sigue estando el marco, con las letanías de la Virgen talladas) y el espacio dedicado a la Sevilla barroca, con obras de Velázquez y Murillo entre otros.

Imagen relacionada

Después de esto nos iremos a la estación, donde tendremos algo de tiempo libre para comer. Cogeremos el AVE a las 15’55 para llegar a Zaragoza a las 19’33.

¿Os gusta el plan? Pues aquí os dejo todos los datos:

Precio

  • 755 €   (suplemento por habitación individual, 130 €; las personas que quieran compartir deben indicarlo al hacer la reserva, nosotros intentaremos buscarles acompañante, pero no podemos asegurarlo)

El viaje incluye

  • Billete de tren en clase turista (Zaragoza-Madrid, Madrid-Cádiz y Sevilla-Zaragoza)
  • Alojamiento y desayuno:
    • 1 noche en hotel Senator Cádiz ****
    • 3 noches en hotel Alcázar de Sevilla***
  • Traslados en autobús:
    • Estación-alojamiento el día de entrada
    • Alojamiento-estación el día de salida
    • Traslados en Sevilla por las mañanas
    • Autobús Cádiz-Sevilla
  • Seguro de viaje
  • Entradas
    • Madrid
      • Museo del Prado
    • Cádiz
      • Museo de Bellas Artes
      • Oratorio de San Felipe Neri
      • Catedral
    • Sevilla
      • Catedral
      • Museo de Bellas Artes – Exposición Murillo
      • Espacio de Santa Clara
      • Convento de Santa Paula
      • Hospital de la Caridad
      • Hospital de los Venerables
      • Palacio de las Dueñas
      • Visita privada al Alcázar
  • Todas las visitas guiadas
  • Dos cenas

El precio no incluye

  • El resto de comidas y cenas

Forma de reserva

  • Llamando al 976207363 o escribiendo a contacto@gozarte.net y pagando una señal de 200 € bien en nuestra oficina (concertar cita llamando al teléfono 976207363) o en la cuenta ES47 2085 0130 7803 3063 6082 (especificando en el concepto el nombre de la persona que hizo la reserva y “Murillo”), e ingresando el resto antes del 1 de febrero.

La agencia de viajes es:

VIAJES VIMAR S.A.
AUTOVIA DE LOGROÑO, KM. 2,400
POLIGONO EL PORTAZGO  66
50011 – ZARAGOZA
Título: C.A.A.: 3MM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Actividades

  • Categorías de Noticias

  • Instagram

    Something is wrong.
    Instagram token error.
    1
  • El boletín de gozARTE

  • Calle San Agustín 27-29, 50002 Zaragoza
    Teléfono 976 20 73 63

    Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies

    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS

    Copyright © 2018 Gozarte | Todos los Derechos Reservados | Desarrollo web analiZe