Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS
+34 976 207 363

¡¡¡NOS VAMOS DE EXCURSIÓN!!! – NÁPOLES, SEGUNDA PARTE (para reincidentes), del 30 de junio al 7 de julio

¿¿¿Nápoles segunda parte??? ¿¿¿Estamos todos locos??? ¿Pero no decían que Nápoles no merece la pena, que está muy sucia, que es peligrosa…? ¿No tenemos bastante con ir una vez, que encima repetimos? Pues sí, porque ya no es solo que nosotros estamos locamente enamorados de ella, sino que además la inmensa mayoría de los que ya han venido con nosotros a descubrir esta ciudad maravillosa y esa región que es un trocito del paraíso también se han quedado impresionados y no están muy de acuerdo con esos tópicos que dan una imagen tan negativa como falsa. Tanto que muchos nos habéis pedido volver allí para seguir descubriendo la bella Napoli y la Campania, a la que por algo los romanos llamaron Campania Felix, o sea, feliz. Al fin y al cabo, ¿hay algún lugar más feliz y sonriente que ese maravilloso golfo con su sol, sus pinos, sus limoneros, las sirenas nadando entre Ischia y Capri y ese ceñudo Vesubio que nos vigila desde lo alto? ¿Y más lleno de extraordinarias riquezas naturales, históricas y artísticas? Pues eso, que sobran los motivos para volver y descubrir docenas de lugares diferentes y tan increíbles como los de la primera vez en esta tierra en la que se inventó el “dolce far niente”, el placer de no hacer nada mientras se ve la vida pasar.

Imagen relacionada

Si ya conocéis Pompeya, Capri, Amalfi… este es vuestro viaje, porque vamos a recorrer muchos otros lugares excepcionales y completamente distintos como Pozzuoli, Caserta, las villas romanas de Stabia, la isla de Ischia… y muchas otras increíbles sorpresas de esa ciudad incomparable que es Nápoles.

Sábado 30 de junio

Saldremos de Zaragoza a las 13’00 para dirigirnos a Barcelona, desde donde volaremos a las 19’20 en dirección a Nápoles (llegada a las 21’10). Al llegar nos instalaremos en el hotel y cenaremos (incluido).

 

Domingo 1 de julio

Los dos primeros días vamos a estar en Nápoles, descubriendo algunos de los tesoros más increíbles de su casco histórico, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Más allá de sus estrechas calles de origen griego, sus fachadas desconchadas… hay espectaculares interiores que se esconden detrás de puertas monumentales, y en estos días vamos a descubrir algunos de los más sorprendentes, inexplicablemente visitados por muy poca gente. Los turistas se concentran en la capilla Sansevero, con su Cristo velado, o en el Museo Arqueológico, pero nosotros nos iremos a empezar nuestro recorrido con una auténtica joya, la bellísima farmacia del Hospital de los Incurables, una obra del siglo XVIII perfectamente conservada.

De allí marcharemos a la que probablemente es la más espectacular de las iglesias napolitanas, la que conserva un patrimonio más rico, con capillas monumentales llenas de esculturas, pinturas… San Giovanni a Carbonara, situada en lo alto de una escalinata que es una pura escenografía barroca.

Resultado de imagen de San Giovanni a Carbonara Ladislao

La iglesia, sin embargo, es una obra gótica, de época de los angevinos (la dinastía de origen francés conocida en otros lugares como Anjou), como tantos edificios que todavía pueden verse en Nápoles. En su interior se conserva la fastuosa tumba-retablo del rey Ladislao, además de un soberbio conjunto de capillas renacentistas tan espectaculares como esta que vemos en la imagen.

Resultado de imagen de San Giovanni a Carbonara

Después de esto comeremos (incluido) y dedicaremos la tarde a bajar a las entrañas de Nápoles, una ciudad llena de tremendos contrastes, tan luminosa como oscura, tan vital como apasionada por todo lo relacionado con la muerte, como descubriremos en el Cementerio delle Fontanelle, en pleno barrio de la Sanitá, el Nápoles más castizo y auténtico.

Imagen relacionada

Alguien dijo que Nápoles es la capital esotérica y mágica del sur de Europa, y probablemente tenga razón. Sin embargo esos misterios no se esconden en lugares oscuros e inaccesibles, sino que conviven con la gente a plena luz del día. Ningún lugar como este para descubrirlos, pues detrás de ese nombre casi poético (cementerio de las fuentecillas) está una de las tradiciones más arraigadas en la ciudad, la de adoptar un difunto.

Imagen relacionada

Las víctimas de distintas epidemias de peste y cólera se trajeron a esta cantera abandonada, pero no fueron enterradas adecuadamente. Espontáneamente empezó a surgir el culto a las “anime pezzentelle”, las pobrecillas almas en pena. La gente empezó a adoptar estos cráneos, a cuidarlos como si fueran parte de sus familias y a rezar para aliviar el sufrimiento de sus almas en el purgatorio. A cambio, el alma tenía que aparecer en el sueño del devoto y darle los números ganadores de la lotería o concederle un favor, que nada se hace por nada.

Resultado de imagen de catacumbas de san gennaro napoli

Muy cerca se encuentran las catacumbas de san Genaro, las más grandes del sur de Italia, por donde continuará nuestro particular viaje al centro de la tierra. Allí viajaremos a los siglos II y III después de Cristo, a los orígenes del cristianismo en Nápoles, recorriendo galerías excavadas en el tufo volcánico típico de esta zona y llenas de tumbas abiertas en los muros, en algunas de las cuales se han conservado incluso pinturas. Al acabar, tiempo libre.

Catacombe Di San Gennaro Fresco.jpg

 

Lunes 2 de julio

Hoy empezaremos el día visitando una iglesia que merecería estar en cualquier lista de maravillas desconocidas de Nápoles e incluso de Italia: Santa Ana de los lombardos, llena de obras de arte como este excepcional llanto sobre Cristo muerto, formado por impresionantes figuras de terracota de tamaño natural. ¿Sabéis que alguna de ellas representa a miembros de la dinastía aragonesa que en aquel momento reinaba en Nápoles?

Resultado de imagen de Sant'Anna dei Lombardi Mazzoni

Es mucho más lo que guarda esta iglesia, auténtico joyero del Renacimiento italiano, como la bellísima sacristía decorada con frescos de Vasari y muchas otras sorpresas.

Resultado de imagen de sagrestia vasari sant'anna dei lombardi

De allí nos iremos dando un paseo hasta la via San Gregorio Armeno, el corazón del belén napolitano. Pues bien, allí, entre estrechas callejuelas, se encuentra el imponente monasterio de San Gregorio Armeno.

¿Quién iba a imaginar que al entrar por una estrecha escalinata que parte de una calle igualmente estrecha nos encontraríamos con un amplísimo claustro? ¿O que detrás de esa fachada anodina está una impactante iglesia en la que cada martes se licúa la sangre de la mismísima Santa Patricia?

Resultado de imagen de chiostro san gregorio armeno

Después de comer (incluido) nos iremos hasta el Pio Monte de la Misericordia, una institución benéfica creada en el siglo XVII por varios nobles napolitanos para poner en práctica las siete obras de misericordia. A ellas precisamente se dedica el retablo mayor, pintado nada más y nada menos que por Caravaggio, quien después de huir de Roma acusado de haber matado a un hombre marchó a Nápoles, dejando allí varias obras maestras que fecundarían toda la pintura napolitana del barroco.

Resultado de imagen de duomo napoli

De allí nos iremos al Duomo, un magnífico edificio gótico cargado de historia. Fue construido por los monarcas angevinos junto a la primitiva basílica de Santa Restituta, que también visitaremos, en la cual se conserva el baptisterio más antiguo de occidente, con sus deslumbrantes mosaicos.

Resultado de imagen de duomo napoli battistero

Para acabar la visita entraremos en la monumental capilla de San Genaro, patrón de la ciudad, cuya sangre (conservada en dos ampollas de vidrio) se licúa hasta tres veces al año ante la euforia de la multitud que se congrega en la catedral para la ocasión. En ella descubriremos, entre otras cosas, alguna de las grandiosas obras que dejó en Nápoles José de Ribera (conocido como “lo spagnoletto” por su pequeño tamaño), en el mismo lugar para el que las pintó.

Imagen relacionada

 

Martes 3 de julio

Hoy saldremos de Nápoles para irnos a la zona de los Campi Flegrei, los campos ardientes, llamados así por ser un territorio volcánico muy activo. Su riqueza arqueológica es absolutamente espectacular, pues aquí se conservan algunas de las construcciones más impresionantes del mundo antiguo. Empezaremos el día en un lugar mágico y mítico, el antro de la Sibila, en Cumas. A pesar de que la escena es producto de la imaginación de Virgilio, que lo cuenta en “La eneida”, es fácil imaginarse a Eneas andando con paso tembloroso al encuentro de la sibila, que habría de acompañarle a los infiernos a hablar con su padre y que le profetizaría la gloria de Roma.

Resultado de imagen de Antro de la sibila Cuma

De allí nos iremos a Baia, un lugar al que los ricos romanos del Imperio iban a pasar sus vacaciones en medio de placeres de todo tipo. Decía Horacio que allí “el principal entretenimiento consistía en navegar hasta el golfo a bordo de veleros de vivos colores, en la agradable dulzura que la compañía de hermosas mujeres, exquisitos vinos y música celestial podían inspirar…”, y el poeta Sestus Propertius sufría ataques de celos cuando su amante iba sola a Baia, pensando en las tentaciones a las que tendría que resistirse (¿o no?).

Imagen relacionada

Debido al bradisismo (un fenómeno geológico por el cual la costa ha subido o bajado en diferentes zonas) las villas en las que aquellos romanos disfrutaban de la vida han quedado sumergidas. Si el estado del mar lo permite tomaremos un barco con el fondo transparente para poder ver los impresionantes restos que hay bajo el agua.

Resultado de imagen de piscina mirabilis baia

Acabaremos la mañana visitando un lugar único, excepcional, sorprendente… la Piscina Mirabilis, una inmensa cisterna construida para almacenar agua dulce para suministrarla a la flota imperial anclada en cabo Miseno, aquí al lado. Es como una gran basílica con 48 pilares excavados en la roca que soportan techos abovedados, con 15 metros de altura, 72 de largo y 25 de ancho, con una capacidad de 12.000 metros cúbicos. ¡¡¡Simplemente impresionante!!!

Resultado de imagen de anfiteatro pozzuoli

Después de comer (incluido) visitaremos Pozzuoli (patria de Sofía Loren, nada menos), con su impresionante anfiteatro, el tercero más grande que construyeron los romanos (después del Coliseo de Roma y el de Capua) y el Macellum, conocido tradicionalmente como Serapeum por creerse que había sido un templo dedicado al dios griego Serapis. Al acabar, regreso a Nápoles y tiempo libre.

 

Miércoles 4 de julio

Hoy nos vamos a relajar un poco, y para eso nos iremos a un pueblo conocido en el mundo entero no solo por su belleza, sino también por una canción. ¿Sabéis cuál es?

Efectivamente, Sorrento, en la voz del napolitano Enrico Caruso, que pasó sus últimos días (aunque murió en Nápoles) en el hotel Vittoria, donde le ocurrió una historia maravillosa que os contaremos allí y que Lucio Dalla convirtió en una canción inolvidable.

Pasearemos por Sorrento, descubriremos sus vistas increíbles, su patrimonio (como el convento de San Francisco con su claustro), el auténtico limoncello… y tendremos algo de tiempo libre para poder acercarnos a rincones como Marina Piccola o las terrazas en las que tomar un auténtico aperitivo italiano. Después de comer (libre) y volveremos a Nápoles, donde por la tarde visitaremos el castillo del huevo, una de los cinco que aún tiene la ciudad.

Situado en el pequeño islote de Megaride, la tradición cuenta que se levanta sobre un huevo que colocó el mismísimo Virgilio (enterrado en Nápoles, por otra parte). Será verdad o no, pero lo cierto es que es una construcción imponente y a sus pies se extiende un barrio encantador lleno de restaurantes, perfecto para dar un paseo. Al acabar la visita, tiempo libre.

Jueves 5 de julio

Hoy nos vamos a Ischia, la más grande de las tres islas que hay en el golfo de Nápoles y la única de origen volcánico. Tomaremos el ferry y al llegar haremos una panorámica en la que visitaremos el castillo aragonés, llamado así  porque lo que vemos actualmente corresponde a la época de Alfonso V el Magnánimo, aunque su origen es muy anterior a la llegada de los aragoneses a Nápoles en el siglo XV.

Resultado de imagen de castillo aragonés Ischia

Después de comer (incluido) pasaremos la tarde en el Parque de las ninfas Nitrodi, un rincón del paraíso entre panorámicas maravillosas, plantas aromáticas y aguas termales que ya griegos y romanos consideraban sagradas. ¿Quién se apunta a una tarde de SPA (o sea, Salutem Per Aquam, a la salud por el agua)?

Después volveremos en barco a Nápoles, y tiempo libre.

 

Viernes 6 de julio 

Comenzaremos el día en el fantástico palacio de Caserta, mandado construir por Carlos de Borbón (el futuro Carlos III de España, que por entonces era rey de Nápoles y Sicilia) para crear una sede digna de la grandeza del reino que pudiera rivalizar con Versalles. Y lo consiguió, vaya que si lo consiguió, creando la residencia real más grande del mundo y unos jardines incomparables.

Imagen relacionada

Después de la visita nos iremos a comer (incluido) y por la tarde nos acercaremos a la iglesia de Sant’Angelo in Formis, completamente recubierta de espléndidas pinturas románicas. Como las imágenes hablan por sí solas, os dejo dos:

Resultado de imagen de Sant'Angelo in Formis

Resultado de imagen de Sant'Angelo in formis

Tras descubrir uno de los conjuntos de frescos más importantes del románico europeo volveremos a Nápoles. Tiempo libre.

Sábado 7 de julio

Todo el mundo sabe que Pompeya y Herculano fueron dos ciudades sepultadas por la erupción del Vesubio del 79 d.C., pero no fueron las únicas. Muchas menos personas han oído hablar de Oplontis (la actual Torre Annunziata) y Stabia (hoy Castellammare di Stabia), y sin embargo en ellas se encontraron algunas de las villas mejor conservadas y más espectaculares del mundo antiguo, concretamente tres: la villa Oplontis, y las villas San Marco y Arianna en Castellammare di Stabia.

Imagen relacionada

La Villa Oplontis es conocida también como Villa de Popea, pues se cree que perteneció a la segunda mujer del emperador Nerón. Es una lujosa mansión con una decoración exquisita y todos los refinamientos de la época. Sus maravillosos frescos pueden verse aún sobre las paredes, y no colgando en un museo, lo que convierte la visita en una experiencia inolvidable.

Resultado de imagen de villa san marco stabiae

En cuanto a las villas de Stabia, estaban construidas sobre una colina que dominaba el golfo, desde la que se tenían maravillosas vistas. No tienen nada que ver con las domus de Pompeya o Herculano, pues aquí se respira el lujo. En Stabia pasaban el verano los ricos de verdad.

Al acabar comeremos (incluido) y después volveremos a Nápoles, donde tendremos algo de tiempo libre hasta la hora de ir al aeropuerto, de donde saldremos a las 22’00 para llegar a Barcelona a las 23’59. Allí nos esperará un autobús que nos traerá a Zaragoza, donde llegaremos hacia las 4’00.

 

PRECIO – 1.595 € por persona en habitación doble (suplemento habitación individual, 250 €)

El precio incluye:

  • Transportes:
    • Autobús Zaragoza-Barcelona y Barcelona-Zaragoza
    • Vuelo Barcelona-Nápoles y Nápoles-Barcelona
    • Autobús para todos los traslados de la semana
    • Ferry Nápoles-Ischia e Ischia-Nápoles
    • Barco en Baia
  • Alojamiento (habitación doble en régimen de Alojamiento y desayuno)
    • 7 noches en Nápoles – Hotel Naples, 4 estrellas
  • Tasa turística
  • 7 comidas o cenas
  • Entradas
    • Farmacia del Hospital de los incurables
    • Cementerio delle Fontanelle
    • Catacumbas de San Genaro
    • Iglesia de Santa Ana de los lombardos
    • Monasterio de San Gregorio Armeno
    • Duomo (basílica de Santa Restituta y baptisterio)
    • Pio Monte de la Misericordia
    • Antro de la sibila (Cumas)
    • Piscina Mirabilis (Baia)
    • Anfiteatro (Pozzuoli)
    • Convento de San Francisco (Sorrento)
    • Castillo del huevo (Nápoles)
    • Castillo aragonés (Ischia)
    • Parque de las ninfas de Nitrodi (Ischia)
    • Palacio de Caserta
    • Abadía de Sant’Angelo in Formis
    • Villa Oplontis
    • Villa Arianna
    • Villa San Marco
  • Guía acompañante y todas las visitas guiadas
  • Seguro de viaje

Forma de reserva

  • Llamando al 976207363 o escribiendo a contacto@gozarte.net para hacer una reserva
  • Pago de 350 € en el momento de la reserva, y el resto antes del 10 de junio de 2018, bien en efectivo en nuestra oficina (llamando antes al teléfono 976207363) o por transferencia en la cuenta ES47 2085 0130 7803 3063 6082, INDICANDO SU NOMBRE Y “NÁPOLES  SEGUNDA PARTE” EN EL CONCEPTO.

La agencia de viajes es:

VIAJES VIMAR S.A.
AUTOVIA DE LOGROÑO, KM. 2,400
POLIGONO EL PORTAZGO  66
50011 – ZARAGOZA
Título: C.A.A.: 3MM

Sin comentarios »

Nadie ha comentado todavía.

RSS feed de los comentarios de este post. TrackBack URL

Dejar un comentario

  • Categorías de Noticias

  • Instagram

    Something is wrong.
    Instagram token error.
    1
  • El boletín de gozARTE

  • Calle San Agustín 27-29, 50002 Zaragoza
    Teléfono 976 20 73 63

    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS

    Copyright © 2018 Gozarte | Todos los Derechos Reservados | Desarrollo web analiZe