Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS
+34 976 207 363

¡¡¡NOS VAMOS A LISBOA!!! 27 de julio – 3 de agosto de 2019

¿Conocéis Lisboa? Pues es ¡¡¡MARAVILLOSA!!! Y no solo eso, sino que también es única, especial y llena de personalidad. La gran Amalia Rodrigues cantaba aquello de “Lisboa, velha cidade, cheia de encanto e beleza“, llena de encanto y belleza. Y aquella Lisboa “antigua y señorial” sigue ahí, esperándonos. A pesar de los terremotos, de los incendios, de esa fama de ciudad decadente que es cada vez menos cierta, porque Lisboa está muy viva, cada vez más vieja y cada vez más joven, mezclando su espíritu portuario y abierto con la mirada hacia dentro del fado, la tradición más arraigada y la vanguardia más arriesgada como solo en Portugal saben hacer.

Por eso, y porque Lisboa es una de las niñas de nuestros ojos, hemos preparado un viaje entre el 27 de julio y el 3 de agosto para descubrir con vosotros esta fascinante ciudad que nos tiene enamorados. Os dejamos el programa que hemos preparado para disfrutar a tope de ella.

Resultado de imagen de Lisboa

Sábado 27 de julio

Saldremos de Zaragoza a las 9’30 para dirigirnos al aeropuerto de Madrid, de donde saldremos a las 15’45 para llegar a las 16’05 (en Portugal es una hora menos). Nos instalaremos en el hotel Holiday Inn Express Lisbon Libertade (3 estrellas) y tendremos una primera panorámica de la ciudad desde el castillo de San Jorge, un lugar impresionante en el que nos sumergiremos en la Edad Media para descubrir cómo fue el nacimientoe Portugal, las leyendas sobre la conquista de Lisboa, el escudo… Cena incluida.

Domingo 28 de julio

Hoy tenemos un día intenso, pues visitaremos tres increíbles lugares a cual más espectacular, los tres declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: Alcobaça, Batalha y Tomar.

Uno puede haber visto docenas de monasterios cistercienses y aún así no estar preparado para lo que se va a encontrar en Alcobaça, donde todo es ¡¡¡espectacular!!! Todo es impresionante aquí, pues la riqueza de los monjes permitió hacer este edificio enorme (es toda una experiencia, por ejemplo, estar dentro de las chimeneas de la cocina, en la que se preparaba comida para cientos de personas) en el que todo es tan inmenso como el amor que se tuvieron el rey Pedro I e Inés de Castro, cuya maravillosa y terrible historia de amor contaremos ante sus tumbas.

Imagen relacionada

Si pensábamos que después de Alcobaça ya no podíamos asombrarnos de nada, ahí está el siguiente monasterio del día para demostrarnos lo contrario. Batalha es un lugar único, mandado construir por el rey Joao I para conmemorar que había derrotado a los castellanos en la batalla de Aljubarrota. Aunque no se llegó a terminar sigue dejándonos sin respiración, especialmente las bellísimas “capelas imperfeitas” (inacabadas) que se ven en la foto de arriba.

Comeremos en Nazaré (incluido) y después nos iremos al convento de Cristo, en Tomar, construido por los templarios, cuya huella queda en la impresionante “charola“, que quiere reproducir el Santo Sepulcro de Jerusalén. Cuando el Temple fue aniquilado, el edificio se convirtió en la sede principal de sus sucesores en Portugal, la Orden de Cristo, que siguió añadiendo construcciones hasta lograr el impresionante conjunto que visitaremos. Al acabar volveremos a Lisboa.

Lunes 29 de julio

¿Cómo empezar a conocer una ciudad tan especial como esta? Pues a lo mejor yéndonos a descubrir el barrio que guarda las esencias de la Lisboa más auténtica, Alfama, que se desparrama desde el castillo hasta el Tajo y que está llena de rincones increíbles, vistas maravillosas, monumentos extraordinarios y, sobre todo, de vida, mucha vida.

Miradouro das Portas do Sol, Lisboa

Empezaremos por la espectacular basílica de San Vicente da Fora, mandada construir por Felipe II para guardar el cuerpo de un viejo conocido nuestro: San Vicente, diácono de San Valero de Zaragoza, que por esas vueltas que da la vida había acabado allí. Descubriremos sus impresionantes patios y escaleras llenos de extraordinarios azulejos, el panteón real de los Braganza, la última dinastía que hubo en Portugal, y sobre todo las terrazas que hay sobre las cubiertas de la iglesia, desde las que tendremos una inolvidable panorámica de la ciudad, el Tajo, las colinas…

De allí nos iremos a visitar el Panteón Nacional de Santa Engracia. ¿Sabíais que esta santa tan zaragozana en realidad era portuguesa? Pues sí. Conoceremos su historia, veremos las tumbas de algunos de los portugueses más ilustres de la historia, subiremos a su bellísima terraza y después bajaremos callejeando por Alfama hasta llegar a la orilla del Tajo. ¿Os apetece cruzarlo? Pues cogeremos un barco “cacilheiro” para descubrir que Lisboa ofrece al río su mejor cara. Comida incluida.

Imagen relacionada

Por la tarde nos acercaremos a lo que fue la Expo 98 y descubriremos uno de los legados más espectaculares de aquella celebración, el impresionante Oceanario, uno de los mayores acuarios del mundo.

Martes 30 de julio

Hoy nos vamos a Belém a conocer la Lisboa más marinera, la de los grandes descubrimientos de los siglos XV y XVI. Desde aquí salieron los barcos que exploraron las costas de África y encontraron el camino a la India, de la que pronto empezaron a llegar las especias que hicieron ricos a los reyes portugueses.

Resultado de imagen de torre de belem

Precisamente al reinado del rey Manuel el Afortunado, que gobernaba Portugal cuando Vasco de Gama llegó a la India, corresponden dos de los monumentos más conocidos de Lisboa, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad: el fabuloso Monasterio de los jerónimos (que fue conocido como el monasterio de la pimienta, pues su construcción se pagó en parte con los enormes beneficios que dejaba el comercio de esa especia), que a partir de entonces se convirtió en panteón real, y la Torre de Belém, un auténtico barco de piedra lleno de cañones que guardaba la entrada del Tajo y protegía así la entrada al puerto de Lisboa de las naves que llegaban cargadas de las riquezas de Oriente.

Resultado de imagen de Monasterio jerónimos

Después de visitarlos nos acercaremos a un lugar sorprendente, el Museo Nacional de Carrozas, donde entre otras piezas podremos ver las increíbles carrozas que llevaron a los miembros de la embajada que mandó un rey de Portugal al papa en el siglo XVIII.

Resultado de imagen de coches da embaixada

Después de esto nos acercaremos a uno de los lugares que nadie debería perderse en Lisboa, la Antiga confeitaria – Casa dos pasteis de Belém, donde tendremos algo de tiempo libre para probar esta maravillosa joya gastronómica que son los pasteles de Belém recién hechos. Al acabar el autobús nos acercará al centro y tendremos la tarde libre para que cada uno pueda descubrir Lisboa por su cuenta: la Fundación Gulbenkian, el Museo Nacional del Azulejo, las Estufas (invernaderos) del parque… son algunas de las posibilidades que tenéis.

Miércoles 31 de julio

Hoy nos vamos de excursión hasta Sintra, el lugar en el que estuvo la corte portuguesa durante parte de la Edad Media. Allí, en un paisaje incomparable declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, nos encontraremos con algunos de los rincones más extraordinarios de Portugal.

Empezaremos la mañana visitando el Palacio Nacional, al que corresponden esas dos enormes chimeneas cónicas que se ven en la foto. En él veremos salas tan extraordinarias como la de los blasones, con los escudos del rey Manuel “o venturoso” y sus hijos, así como los de las principales casas nobiliarias de Portugal.

Tendremos tiempo libre para comer y subiremos al Palacio da Pena, una fantasía romántica alucinante que construyeron los reyes portugueses a finales del siglo XIX en lo alto de una montaña. Hay pocos sitios tan singulares como este, no solo por el paisaje sino por las sorpresas que el edificio nos va dando a cada paso.

Para acabar el día nos iremos al Cabo da Roca, la punta de la nariz de Portugal, el punto más al Occidente de Europa, “donde la Tierra acaba y el Mar comienza“, como dijo Camoens, el gran poeta portugués. Nos despediremos del día y emprenderemos el camino de vuelta a Lisboa.

Jueves 1 de agosto

El 1 de noviembre de 1755 el suelo tembló y se produjo un terrible terremoto que destruyó gran parte de la ciudad. Miles de personas que estaban celebrando Todos los Santos murieron cuando las bóvedas de las iglesias se hundieron sobre ellos, y cuentan que cuando el rey preguntó a su ministro, el marqués de Pombal, qué se podía hacer, este respondió: “Enterrar a los muertos y dar de comer a los vivos”. Pombal hizo mucho más que eso. Reconstruyó rápidamente la zona de la ciudad que peor había quedado, y en la parte más cercana al río creó un barrio, la Baixa, de calles largas y rectas y casas iguales con una estructura de madera flexible que les permitiera resistir mejor a futuros terremotos.

Resultado de imagen de praça do comercio lisboa

Continuaremos luego por la Baixa deteniéndonos en el extraordinario ascensor de Santa Justa, una obra maestra de la arquitectura del hierro.

Continuaremos después hacia la plaza del Rossio, el corazón de Lisboa, donde entraremos a la iglesia de Santo Domingo, escenario de múltiples tragedias. ¿Os imagináis cómo quedaría el interior de una iglesia de piedra tras un incendio? De allí subiremos hacia el Barrio Alto, donde nos detendremos en la Cafetería “A brasileira” (un lugar mítico para los amantes de la literatura pues allí escribió Pessoa muchos de sus versos) antes de ir a ver las espectaculares ruinas del Convento do Carmo (tal y como quedó tras el terremoto), situado junto al cuartel en el que comenzó la Revolución de los Claveles.

Comeremos en un lugar mítico, la cervecería Trindade, y de allí nos acercaremos a la iglesia de San Roque, en la que descubriremos la increíble riqueza de la Lisboa del siglo XVIII, a la que aún llegaban en grandes cantidades el oro, los diamantes y el azúcar de Brasil.

Resultado de imagen de capela sao joao sao roque lisboa

Acabaremos el día en un lugar absolutamente singular donde tendremos una cena con fados: la Casa do Alentejo, con su patio moruno y sus decadentes salones que nos llevaran a la Lisboa de otra época.

Miradouro de São Pedro de Alcântara, Lisboa

Viernes 2 de agosto

Hoy nos vamos a Óbidos, un pequeño pueblo medieval cercano a Lisboa conocido como la “villa das rainhas”. ¿Por qué? Pues porque al verlo Isabel de Portugal (nuestra Santa Isabel, infanta de Aragón nacida en la Aljafería y casada con el rey Don Dionís) se quedó maravillada de su belleza, y su marido se lo regaló, siendo tradición desde entonces que perteneciera a las reinas portuguesas.

Imagen relacionada

Nos lanzaremos a descubrir esta bellísima villa amurallada que es un laberinto de calles y casas blancas, plazas encantadoras y ventanas llenas de flores e iglesias en las que se conservan algunas obras de su hija más famosa, la pintora barroca Josefa de Óbidos.

Imagen relacionada

Comeremos (incluido) y después volveremos a Lisboa, donde nos acercaremos hasta la (la catedral), una auténtica fortaleza medieval que se levanta justo al lado de la iglesia de San Antonio, construida sobre la casa natal del santo. Al acabar, tiempo libre.

Resultado de imagen de Sé Lisboa

Sábado 3 de agosto

Por la mañana tendremos tiempo libre hasta la hora de marcharnos al aeropuerto, de donde saldremos a las 16’45 en dirección a Madrid, donde llegaremos a las 18’55. Allí nos esperará un autobús que nos llevará a Zaragoza, donde llegaremos alrededor de las 23’00.

Precio – 1.475 € por persona en habitación doble (suplemento habitación individual, 400 €). En caso de ir solo y querer compartir, podemos intentar encontrarle un acompañante, pero no podemos asegurárselo.

Incluye

  • Transportes
    • Autobús Zaragoza – Aeropuerto de Barajas
    • Vuelo Madrid-Lisboa
    • Autobús toda la semana en Lisboa
    • Vuelo Lisboa-Madrid
    • Autobús Aeropuerto de Barajas – Zaragoza
  • 7 noches de alojamiento en hotel Holiday Inn Express Lisbon Liberdade de 3 estrellas en régimen de Alojamiento y Desayuno
  • 6 comidas o cenas (incluyendo la casa de fados)
  • Entradas
    • Óbidos
    • Monasterio de Alcobaça
    • Monasterio de Batalha
    • Convento de Cristo en Tomar
    • Castillo de San Jorge
    • Monasterio de San Vicente da Fora
    • Panteón Nacional de Santa Engracia
    • Monasterio de los Jerónimos
    • Torre de Belém
    • Museo de Carrozas
    • Palacio nacional, Sintra
    • Palacio da Pena, Sintra
    • Convento do Carmo
    • Iglesia de San Roque
    • Catedral de Lisboa
    • Oceanario
  • Guía acompañante y todas las visitas guiadas
  • Seguro de viaje

Nota – El orden de las visitas puede cambiar en función de las necesidades de los lugares que visitamos. Si por alguna razón ajena a nosotros alguno de ellos no se pudiera visitar en esas fechas, lo avisaríamos con tiempo y lo sustituiríamos por otro similar.

Forma de reserva

  • Llamando al 976207363 o escribiendo a educacion@gozarte.net para hacer una reserva
  • Pago de 350 € por persona,  en el momento de la reserva, y el resto antes del 15 de junio, bien en efectivo en nuestra oficina (llamando antes al teléfono 976207363) o por transferencia en la cuenta ES47 2085 0130 7803 3063 6082 (la cuenta está a nombre de Gozartours) , INDICANDO SU NOMBRE Y “LISBOA” EN EL CONCEPTO.

La agencia de viajes es:

VIAJES VIMAR S.A.
AUTOVIA DE LOGROÑO, KM. 2,400
POLIGONO EL PORTAZGO  66
50011 – ZARAGOZA
Título: C.A.A.: 3MM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Categorías de Noticias

  • Instagram

    Something is wrong.
    Instagram token error.
    1
  • El boletín de gozARTE

  • Calle San Agustín 27-29, 50002 Zaragoza
    Teléfono 976 20 73 63

    Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies

    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS

    Copyright © 2018 Gozarte | Todos los Derechos Reservados | Desarrollo web analiZe