fbpx
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS
+34 976 207 363

Lujuria es… El Plata

Hace de esto ni se sabe cuánto, pero Zaragoza fue una ciudad llena de cuarteles y por lo tanto de militares. Apuestos (algunos), jóvenes (muchos) y con las hormonas en plena efervescencia (casi todos). La consecuencia está clara: hordas de chicas decentes buscando un marido (razón por la cual recibieron el muy machista apelativo de cadeteras) que luciera galones y alguna medalla, y burdeles y cabarets a gogó para dar servicio a tan predispuesta clientela. Son los tiempos de gloria del Oasis, El Plata y otros ya desaparecidos.

Marga Castillo, puro glamour en lamé dorado. El contraste con los jerseys de los “chicos” de la orquesta no puede ser mayor.

El café-cantante en activo más antiguo de España, “El Plata”, tuvo antes otro nombre menos sofisticado, pero que muestra claramente el ambiente que reinaba en el local en aquellos lejanos principios del siglo XX: “La Conga”, un baile-taxi de buenísima reputación, como podéis imaginar. ¿Baile-taxi? Pues claro, la última moda, venida seguro de París (madre de los pecados, como de todos es sabido). Hay que imaginarse a las más frescas y bailongas de la ciudad sentadas alrededor de la pista, haciendo punto, que el tiempo es oro, y con el cartel de libre en la frente. ¿Que a alguien le entraban ganas de bailar con alguna de aquellas bellezas? No hay problema, a 25 céntimos la pieza, 15 para la encantadora señorita y diez para el local. Si a esto le añadimos el descorche o alterne de toda la vida, nos hacemos una idea de qué iba la cosa. ¿O no? Pues claro, que ninguno hemos nacido ayer.

Pero, ay, llegó la guerra, y todo aquello del baile-taxi… pues como que olía un poco mal a las mentes biempensantes, que ya ves tú que estrechez de miras, una cosa tan inocente. Y fue entonces cuando nació “El Plata”, un nombre con pretensiones de sitio fino, no me digáis que no. Y oye, que ya desde su nacimiento vino con un pan debajo del brazo, o sea, éxito de público, que es el bueno. Y tres funciones diarias, empezando por “la de la boina”, porque según las vedettes lo que se veía desde el escenario era un mar de boinas, simpática metáfora que demuestra claramente que nuestros abuelos, entre comprar semillas en Casa Gavín, ir a la consulta del médico y ver a la Virgen, sacaban un rato para otros esparcimientos antes de coger el autobús de la tarde y volverse al pueblo.

Mary de Lis, lo que se dice un cuerpo serrano y sandunguero.

Encarnita Montoya, Luisita Teruel, Luchi Pardo, las hermanas Siboney… fueron algunas de las artistas (todas ellas de talla internacional, como habréis imaginado) que pasaron por este escenario, pero una de las reinas de la casa fue Mary de Lis, cabeza de cartel durante largas temporadas. Tanto ella como Marga Castillo estuvieron cantando “La chica del diecisiete” aquel aciago día de 1992 en que El Plata cerró sus puertas y la alegría y el jolgorio se pusieron de luto. Habían sido muchas décadas de cantar cuplés picantones, enseñar más carne de la necesaria, mirar al público “con intención”, acariciar maliciosamente la calva de los abueletes… en resumen, de excitar las más bajas pasiones de zaragozanos y visitantes, hasta el punto de que en 40 años algunos parroquianos sólo faltaron a la cita por enfermedad o entierro (el suyo propio, claro).

En tres palabras: ole, ole y ole.

Sin embargo… nada es para siempre, ni siquiera la tristeza. No hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista, y El Plata reabrió sus puertas en junio de 2008, con las incombustibles y más jóvenes que nunca Marga Castillo y Mary de Lis, a las que el alcalde recibió como dos artistas de su categoría merecían: con una gran alfombra roja que llevaba desde la Plaza de España a la puerta del local que había sido el escenario de sus mayores triunfos. Y el telón volvió a subir al ritmo de la misma canción que lo había visto bajar 16 años antes: “La chica del diecisiete”.

Unicas, eternas, inconmensurables. Tan patrimonio de Zaragoza como la puerta del Carmen, ni más ni menos.

Para despedirnos por hoy de este templo que la diosa Lujuria vuelve a tener en nuestra ciudad, esperamos que por mucho tiempo, nada mejor que hacerlo al ritmo de una canción que ya es un himno del local, aunque interpretada por… una jovencísima Lina Morgan, toda gracia, salero e intención. Disfrutadla, porque lo merece.

Si queréis seguirnos podéis entrar en www.facebook.com/gozARTE y pinchar en “me gusta”, o en twitter @gozARTE. Y ahora, os dejo unos cuantos post de nuestro blog con historias de lo más lujuriosas:

Lujuria es… Liz Taylor

Lujuria es… Olympia

Lujuria es… Marilyn Monroe

Pecadores encantadores – Rebeca y la lujuria

Lujuria es… el jamón

Lujuria es… el champagne (francés, bien sûr)

Lujuria es… sexo en Nueva York

Lujuria es… unas piernas de cinco millones de dólares

Lujuria es… el Bulli

Lujuria es… Venus

Lujuria es… el teatro chino de Manolita Chen

Lujuria es… Sodoma y Gomorra

Lujuria es… el “gabinete secreto” de Nápoles

Lujuria es… Marlon Brando

Lujuria es… Sofía

Lujuria es… la guerra de los biquinis

Lujuria es… el biquini

Lujuria es… El Plata

Lujuria es… Zeus y sus chic@s

Lujuria es… la Lollo

Lujuria es… pecado

Lujuria es… San Juan de la Cruz


23 respuestas a “Lujuria es… El Plata”

  1. […] Comentarios « Lujuria es… El Plata […]

  2. […] « Lujuria es… la Lollo Lujuria es… El Plata […]

  3. […] Lujuria es… el biquini Share this:StumbleUponDiggRedditMe gusta:Me gustaBe the first to like this. […]

  4. […] Lujuria es… el biquini Share this:StumbleUponDiggRedditMe gusta:Me gustaBe the first to like this. […]

  5. […] Lujuria es… el biquini Share this:StumbleUponDiggRedditMe gusta:Me gustaBe the first to like this. […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • La estela de Corrado Giaquinto

  • Carrito

  • Esta mañana he hecho la visita a la exposición sobre "La estela de Corrado Giaquinto" y aparte de disfrutar mucho me he emocionado. Ha venido una persona (no voy a poner el nombre, por si él prefiere que sea así) y me ha hecho un #regalo para darnos las #gracias a Juan y a mí por los vídeos de la palmera, los que hicimos durante el confinamiento más duro (él, además, ha estado participando en todos los tours virtuales que hemos hecho entre agosto del año pasado y junio de este). Me ha dicho lo mucho que le han ayudado a sobrellevar esta situación, pero no sé si sabe que a nosotros nos han ayudado tanto como a él, y sobre todo el verle a él y a bastantes otros cada fin de semana, apoyándonos y disfrutando juntos de algo que nos encanta, la historia, el arte... y la compañía de otras personas. Ha sido maravilloso para mí sentir ese apoyo de todos ellos, y hoy me he emocionado. Gracias de verdad por decírnoslo, ¡¡¡muchísimas gracias!!!
    LOS SECRETOS DE LA SEO - Cuando las tropas de Alfonso I el Batallador conquistaron #Zaragoza (la Saraqusta musulmana), el rey decidió instalar la catedral (o sea, la iglesia del obispo) en lo que había sido mezquita mayor de la ciudad. Se cambio la orientación (los musulmanes rezaban hacia el Este y los cristianos lo harían hacia el Norte), se le añadió un cuerpo de campanas a la torre y poco más.
    Este sábado... ¡¡¡NOS VAMOS A #HUESCA!!!
    EL NUDO GORDIANO
    CUMPLEAÑOS DE REMBRANDT
    #ZARAGOZA ANTIGUA - En 1955 desaparecía el café Ambos Mundos, el más grande de Europa (según decía su publicidad), abierto en 1881. Estaba en los porches del Paseo independencia a la altura de la calle Casa Jiménez y no era un café cualquiera, ni mucho menos, sino una joya del patrimonio zaragozano. Había sido construido por Félix Navarro, el arquitecto del Mercado Central y de tantas otras cosas, y era... ¡¡¡espectacular!!! Tanto que decían que después de ver el Pilar, el Ambos Mundos era la segunda visita obligada en Zaragoza.
  • Categorías del producto

  • Calle San Agustín 27-29, 50002 Zaragoza
    Teléfono 976 20 73 63

    Aviso Legal | Condiciones Generales | Política de Privacidad | Política de Cookies

    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS

    Copyright © 2018 Gozarte | Todos los Derechos Reservados | Desarrollo web analiZe