fbpx
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS
+34 976 207 363

Cheira bem, cheira a Lisboa – Zaragoza en Lisboa

Cuando uno pasea por Lisboa hay algo relacionado con Zaragoza que está por todas partes. En las farolas, en las papeleras, en los membretes de las cartas oficiales, en el pavimento… ¿No os imagináis qué puede ser? Pues el escudo de la ciudad.

Un barco con dos cuervos. ¿Qué tiene que ver esto con Zaragoza? Si fuera la Virgen del Pilar, un adoquín, yo qué sé… estaría claro. Pero así… Bueno, pues hay que remontarse un poco en el tiempo y marcharnos hasta época de San Valero, obispo de Zaragoza que debía ser un poco tartamudo y tenía un diácono que predicaba por él: Vicente, nacido en Huesca. A Valero y a Vicente los detuvo un gobernador romano que tenía una inquina que pa’qué contra los cristianos, un tal Daciano (quedaos con el nombre, y si os lo cruzáis corred en la otra dirección). A Valero lo dejó más o menos en paz, porque estaba ya un poco viejales, pero a Vicente… le hizo las mil y una perrerías, y no se moría ni a tiros. Cuando consiguió matarlo lo tiró al campo a ver si se lo merendaban los animales salvajes, y no sólo no se lo comieron sino que los cuervos vigilaban el cadáver. Después de eso lo tiró al mar con una rueda de molino, y el cuerpo… ¡¡¡salió a flote!!! Corriá el año 304, antesdeayer, como quien dice, y los cristianos de Valencia, que era donde ocurría todo esto, lo pusieron en un barco que, él solico, fue navegando, navegando, navegando hasta Portugal.

El caso es que hoy, en el escudo de Lisboa, aparece ese barco con los cuervos protegiendo a San Vicente, y dominando todo el paisaje de Alfama está la espectacular basílica de San Vicente da Fora (de fuera, fuera de la muralla), donde sigue estando el cuerpo (el suyo o… el de quien sea).

La próxima vez que vayáis a Lisboa no os perdáis el increible placer de caminar por sus tejados con el Tajo a vuestros pies. Por cierto, la cúpula que aparece por detrás en la fotografía es el Panteón Nacional, y ¿sabéis a quién está dedicado? Pues a Santa Engracia. Más zaragozano todo, imposible.

Se me olvidaba que en la Edad Media un rey de Aragón pidió a un rey de Portugal que le mandara un trozo de un santo tan nuestro, una reliquia. Aún la conservamos, que para algunas cosas seremos dejaos, pero para otras… en el retablo mayor de la Seo está este busto-relicario, y dentro… pues eso, que está dentro.

Y si queréis saber más sobre esa maravillosa ciudad que es Lisboa, aquí os dejo unos cuantos artículos de nuestro blog dedicados a ella:

8 respuestas a “Cheira bem, cheira a Lisboa – Zaragoza en Lisboa”

  1. […] Cheira bem, cheira a Lisboa III – Zaragoza en Lisboa […]

  2. […] Cheira bem, cheira a Lisboa III – Zaragoza en Lisboa […]

  3. […] « Cheira bem, cheira a Lisboa III – Zaragoza en Lisboa Noche en blanco en Zaragoza I – el 25 de junio por la noche, TODOS A LA CALLE […]

  4. […] « Las cenas de los martes – Verbena en Lisboa Cheira bem, cheira a Lisboa III – Zaragoza en Lisboa […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Carrito

  • TAL DÍA COMO HOY... Le fue concedida a Manuel Pertegaz, nacido en Olba (Teruel) la medalla de oro de las Bellas Artes. De su impresionante currículum (fue uno de los más grandes de la moda española, junto a Balenciaga, y un embajador de nuestro país en el mundo entero) me quedo con un vestido que es todo un icono: el que lució Salomé en Eurovisión en el lejano 1969, la primera y única vez que el festival se ha celebrado en España (el año anterior había ganado Massiel con el mítico "La la la"). El régimen de Franco tiró la casa por la ventana para dar al mundo una imagen de modernidad, y el resultado fue un festival de lo más loco en el que, entre otras cosas, hubo cuatro ganadores.
    SANTO DOMINGO DE SILOS, de BARTOLOMÉ BERMEJO
    TAL DÍA COMO AYER... En 1813 tuvo lugar la batalla de Vitoria, entre las tropas francesas que escoltaban a José Bonaparte en su huida y un conglomerado de tropas españolas, británicas y portuguesas al mando del duque de Wellington (por cierto, Agustina de Aragón luchó allí). Aquello llevaría la retirada definitiva de las tropas francesas de España (la liberación de Zaragoza tendría lugar menos de veinte días después, el 9 de julio), con la excepción de Cataluña, y a la devolución de la Corona a Fernando VII por el tratado de Valençay, que se firmaría unos meses después. Eso sí, hasta el 20 de julio de 1814 no se firmaría la paz entre España y Francia.
    TAL DÍA COMO AYER... En 1643 murió el arzobispo de Zaragoza Pedro de Apaolaza, que fue el que organizó toda una investigación para decidir si el milagro de Calanda había sido realmente un milagro o no. ¿Sabéis lo que había ocurrido? Pues así dicen los versos:
    El viernes a las 20'30, con la fresca...
    ¡¡¡NOS VAMOS DE EXCURSIÓN!!! Mañana, sábado 19, UN DÍA EN LAS CUENCAS MINERAS
  • Categorías del producto

  • Calle San Agustín 27-29, 50002 Zaragoza
    Teléfono 976 20 73 63

    Aviso Legal | Condiciones Generales | Política de Privacidad | Política de Cookies

    Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Suscríbete a nuestro RSS Síguenos en Instagram Suscríbete a nuestro RSS

    Copyright © 2018 Gozarte | Todos los Derechos Reservados | Desarrollo web analiZe